En un lago volcánico y extremadamente hostil florece la vida.

April 6, 2010

Investigadores Argentinos han encontrado flamingos y microbios de naturaleza inusual viviendo en una laguna alcalina situada en un volcán en los Andes. Los organismos están expuestos a arsenico y a otros gases venenosos, esta clase de vida en condiciones tan extremas puede arrojar luz en torno a como la vida comenzó en nuestro planeta. La inusual resistencia de estos organismos a estas condiciones extremas también puede proveer la clave a nuevas aplicaciones científicas. En el año 2009, un equipo dirigido por María Eugenia Farías , una microbióloga del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas en Tucumán, descubrieron estromatolitos vivientes en los lagos Socompa y Tolar Grande en lo alto de los Andes. Los estromatolitos son cianobacterias que forman colonias, estos microorganismos fueron muy común 3.5 billones de años atrás. Después de este descubrimiento, los científicos en Argentina decidieron explorar los lagos y lagunas en Puna de Atacama, una meseta desértica, a una altura mayor de 4000 metros por encima del nivel del mar , en un intento por entender como la vida era en la tierra primitiva. En febrero del 2010, al explorar Laguna Diamante dentro del volcán activo Cerro Galán y por cierto una de las calderas volcánicas mas grandes del mundo, encontraron microbios y flamingos floreciendo en unas condiciones mucho más extremas que los estromatolitos anteriores. Farías dice que la laguna es hiper alcalina (pH de 11) y que contiene concentración de sales 5 veces superior a las del agua de mar. Laguna del Diamante está localizada a 4600 metros por encima del nivel del mar, o sea que cualquier forma de vida tiene que sobrevivir intensas radiaciones ultravioletas aproximadamente 40% mas intensas que en tierras bajas. Además los niveles de oxigeno son dramáticamente más bajos que a nivel del mar. El volcan es activo, y por ende existen altisimas concentraciones de gases sulfuricos lo que  hace que el ambiente sea mucho más hostil. En el lago, el equipo encontró rocas cubiertas con microorganismos que no han podido ser identificados hasta ahora. Estos microorganismos sirven de alimento a una colonia de flamingos, los cuales nunca antes habian sido vistos en condiciones tan hostiles.

El especialista en flamigos Enrique Derlindati de la Universidad de Salta explica ” Para alimentarse los flamingos filtran el agua salina, mantienen los nutrientes y desechan los fluidos, esta es una especie que se puede ajustar a vivir en diversos ambientes, pero el ambiente de Laguna del Diamante es muy extremo.”. Los investigadores determinaron que los flamingos se alimentan de los microorganimos que están disponibles. Hasta ahora los investigadores no han podido identificar los cristales rojos también encontrado en el sitio. Ellos consideran con certeza que las rocas están formadas por Carbonato de Calcio con alguna clase de mineral de color rojo. Estudios posteriores no han logrado identificar este mineral de color rojo.

Farías considera que los descubrimientos en Laguna del Diamante pueden arrojar alguna luz de como la vida inicialmente se desarrolló ” Bajos niveles de concentración de Oxigeno y altos niveles de radiación ultravioleta son ampliamente considerados características fundamentales de la tierra primitiva”. La investigadora además expresó ” Durante nuestra investigación en Puna nosotros encontramos nuevos tipos de plasmidos y biodiversidad, y nosotros estamos seguros que Laguna del Diamante arrojará nuevos descubrimientos que nos ayuden a explicar como la vida comenzó en la Tierra”

Fuente: Published online 2 April 2010 | Nature | doi:10.1038/news.2010.161

Traducción: Ruben Fernandez

Advertisements

Los organismos extremófilos

December 21, 2009

Hace un tiempo , digamos que solos unas décadas atrás, existía un concenso bien arraigado en la comunidad científica que la vida solo podía existir en un número limitado de ambientes y en  condiciones muy bien definidas. Para nuestra sorpresa y desconcierto, hemos encontrado vida en prácticamente todos los sitios que hemos explorado y en ambientes que anteriormente se suponían incapacesde de sostener vida , la misma vida florece en sitios asombrosos. En este momento la comunidad científica acepta como hecho irrefutable que casi todos los ambientes considerados anteriormente como  inhabitables han sido colonizados por microorganismos perfectamente capaces de adaptarse y florecer en estos nichos ecológicos, espacios ecológicos que presentan condiciones extremas tales como enormes temperaturas, Ph extremos, ausencia total de agua, enormes presiones, etc. Estos organismos que se han adaptado a estas llamadas condiciones extremas son llamados extremófilos.Nosotros los seres humanos no somos organismos extremófilos porque vivimos en la parte considerada habitualmente capaz de sostener vida, situada entre los extremos de las variables ambientales. Por definición los extremófilos viven en las condiciones extremas de variables ambientales. Acorde a la condición extrema que “enfrentan” pueden ser nombrados en diferentes categorías: acidófilos, alcalófilos, termófilos, barófilos… así de esta manera su categorización delata claramente las condiciones de su hábitat. El descubrimiento de los extremófilos ha cambiado para siempre nuestras nociones de lo que es un ambiente habitable y ha obligado a replantear cuales son las condiciones ambientales mínimas que la vida precisa. Les quiero presentar en este posting el artículo de los PloS “Surviving Salt: How Do Extremophiles Do It?”, para mí es un artículo extremadamente interesante y enriquecedor que nos muestra los mecanismos moleculares que poseen esta clase de organismos para lidiar con las condiciones extremas de los ambientes en que viven y prevalecen. Como siempre proveo la citación de la publicación, recuerden que este papel proviene de los PLoS , o sea puede ser reproducido, usado y publicado en otros medios libremente, siempre y cuando crédito completo sea otorgado al autor. Verdadero espiritu académico que espero prevalezca a la larga en este mundo de “grants y peer review journals” .

Citation: Hoff M (2009) Surviving Salt: How Do Extremophiles Do It? PLoS Biol 7(12): e1000258. doi:10.1371/journal.pbio.1000258

Published: December 15, 2009

Copyright: © 2009 Mary Hoff. This is an open-access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License, which permits unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original author and source are credited.

Competing interests: The author has declared that no competing interests exist.

* E-mail: maryhoff@nasw.org

Descargue el documento completo en formato PDF desde mi blog