El río Tinto y sus extremófilos

April 7, 2010

La vida puede ser descrita en los términos más simples y profanos como un deseo ciego de seguir existiendo y propagarse. Para lograr este propósito usará todos los ardides de la evolución para adaptarse exitosamente o para cambiar el medio en que existe. Todos sabemos que los organismos unicelulares, que poseen un ritmo de reproducción mucho más rápido le es mucho más facil evolucionar y adaptarse. No constituye sorpresa alguna que sean precisamente los microorganismos los que hayan evolucionado y se hayan adaptado a los ambientes más hostiles que posee nuestro planeta. Es asombroso encontrar vida en algunas clases de ambientes tan  inhóspitos, su descubrimiento es casi una epifania de cuan resistente puede ser la vida. A esta clase de microorganismos que viven y prosperan en ambientes tan inhóspitos o extremos la ciencia les da el nombre de extremófilos. Son llamados extremófilos por existir y prosperar en ambientes tan extremos que para los demás microorganismos serían letales. Tenemos extremófilos que soportan toda clase de condiciones extremas. Entre estas condiciones extremas podemos citar: altísimas temperaturas y presiones, rangos increibles de acidez o alcalinidad,  concentraciones letales de sales, radiaciones extremas, en fin todo un amplio rango de factores que anteriormente nos haría pensar que la vida sería imposible en estos ambientes. Los organismos extremófilos normalmente suelen ser procariotas como las bacterias y arqueobacterias, pero en ocasiones también pueden ser eucariotas . Hoy hablaré de un ambiente extremo, en un río, en España, este río ha sido llamado por muchos años río Tinto. Este llamado río Tinto se encuentra en Huelva, en el sur de España, y su nombre lo debe al color rojizo de sus aguas. Lo singular del ambiente de este río se debe fundamentalmente a dos factores: a que el pH de sus aguas está alrededor de 2 (extremadamente acido) y que sus aguas poseen una alta concentración de compuestos metálicos, en especial compuestos de hierro y azufre en menor cuantía. En este ambiente tan  inhóspito se han descubierto algunos extremófilos, fundamentalmente de la clase de los acidófilos, o “amantes del ácido”. En realidad el río está repleto de formas de vida altamente inusuales , aún más existe presencia de formas de vida eucariotas , algo que no era muy esperado. Las formas de vida extremófilas presente en el río Tinto es algo inusual aún para ambientes tan hotiles debido a la inusual presencia de eucariotas , en este caso, muy importante. La teoría dominante afirma que en los ambientes extremos deben prevalecer eubacteria y arqueas. Existen en este habitat organismos fotosintéticos, especificamente algas con clorofila que realizan la fotosíntesis. En este ambiente también existen organismos autótrofos, o sea que obtienen la energía a partir de la degradación de compuestos inorgánicos, estos son organismos aeróbicos que usan el oxígeno atmosférico para oxidar compuestos de hierro y azufre obteniendo energía en este proceso químico. Existe una enorme biodiversidad en el rio Tinto, estudios revelan una enorme presencia de diferentes clases de algas verdes, hongos, diatomeas, levaduras y protistas. Este enorme nivel de biodiversidad del río Tinto no es emulado por ningún otro hábitat de la clase extrema en el planeta. Científicos españoles y equipos de la NASA estudian el Río Tinto con la intención  de entender el planeta Martes. Acorde al criterio de estos científicos si hubiera vida en el planeta Martes, esta vida “marciana” debería ser extremadamente consistente con la vida existente en el río Tinto.

“Estudios de ecología microbiana convencional y molecular han permitido identificar el papel de los microorganismos acidófilos más representativos del sistema. Aunque en el río Tinto coexisten los ciclos del azufre y del hierro, existen suficientes evidencias de que el hierro tiene un papel preponderante”, advierte. Así, Amils señala que la caracterización de bioformaciones de hierro han permitido demostrar el origen natural del hábitat: “En la actualidad se está caracterizando la diversidad eucariótica del sistema con el fin de incorporarla al modelo de funcionamiento del ecosistema”. “El interés astrobiológico del Tinto se discutirá a la luz de las propiedades del mismo, su posible relación con épocas tempranas de la historia de la vida en nuestro planeta y la posibilidad de existencia de sistemas análogos en el sistema solar”  Ricardo Amils Pibemat / Universidad Autónoma de Madrid

Las sondas que analizan la superficie de Marte han permitido obtener una nueva imagen del planeta rojo. La detección de minerales formados en ambientes húmedos cuya edad puede tener más de 3 500 millones de años, así como el descubrimiento de depósitos originados en condiciones extremas de aridez que se asemejan a las observadas en Río Tinto. Si la vida emergió alguna vez en Marte tuvo que adaptarse a estas condiciones ambientales desde unas condiciones análogas a las de la Tierra en el Arcaico. En esta charla se discutirán las líneas fundamentales de la evolución de los ambientes superficiales en Marte y el posible tipo de vida que pudo emerger adaptada a la evolución geológica del planeta rojo. David C. Fernández Remolar. Laboratorio de Extremofilia del Centro de Astrobiología (CSIC/INTA)

Fuentes: Diversas

Advertisements

ALH 84001 un meteorito muy especial

May 17, 2009

bannerg5

alh84001

ALH 84001 aparenta ser el nombre de un compuesto químico pero no lo es. Es el nombre otorgado a un meteorito, que como todo buen meteorito calló a la tierra desde el espacio. Este meteorito es de origin igneo, en otras palabras se formó al enfriarse y cristalizar magma. En este caso magma de otro planeta, magma de nuestro vecino planeta Marte. La primera pregunta que nos viene a la cabeza es como asegurar que esta piedra sin aparentes atributos especiales proviene de Marte. No es el único meteorito que podemos asegurar que proviene de Marte, en realidad hay más de 10 de ellos, que con plena certeza clasificamos como proveniente de nuestro vecino planeta. Las composiciones químicas de los planetas difieren dramaticamente unas de otras. Como podemos conocer las composiciones químicas de las atmosferas extraterrestres, es a travéz de simple espectrocopía, analizando y descomponiendo la luz que emiten los diferentes constituyentes de las atmosferas planetarias.La evidencia en este caso es proporcionada por el gas atrapado en el interior del meteorito, su  composicion es única y distintiva, es identicamente similar a la atmósfera de Martes. Esa es la razón por la cual cual podemos asegurar que este meteorite proviene de Marte y no de ninguna otra esquina del vasto espacio que nos rodea.

Diferentes pruebas nos han confirmado que el meteorito cristalizó hace 4 billones de años , y que fue fundido nuevamente por un golpe cinético de naturaleza extrema debido a un choque de algun otro cuerpo celeste. Interesante es que despues alguna solución de origen aquosa paso por la roca y sedimentó minerales de carbonato, algo extremadamente inusual. Aparentemente algun tiempo después esta roca fue lanzada al espacio por el impacto de algun otro cuerpo celeste, en este caso escapó a la gravitación de Martes orbitando el sol como un pequeño asteroide hasta que fue atrapado por la gravitación terrestre, el resto fué caer hacia la superficie terrestre.

Que hace tan inusual a este meteorito? En definitiva hay miles, sino millones de meteoritos y ninguno ha sido tan controversial. Lo singular de este meteorite proviene de que en Agosto 6, 1996 se anunció que este meteorito puede contener evidencia extremadamente fuerte de microfosiles de vida antigua y microcópica en Marte. Este anuncio apareció en la prestigiosa publicación Science en un artículo escrito por el también reconocido científico David McKay de NASA. Con el uso de técnicas de microscopía electrónica aparecieron estructuras de apariencia biológicas, o sea me refiero  a la presencia inconfundible de  microfósiles calcificados con apariencias de bacterias y otras pequeñas estructuras biológicas. Estos microfósiles constituirian la primera evidencia que en otro planeta la vida al menos microscópica floreció. Esto es muy controversial porque reenfuerza la noción de que cuerpos celestes como meteoritos pueden transferir vida en forma de bacteria de un sitio a otro del espacio. En el año 2006 otros expertos plantearon que los microfósiles no constituyen pruebas de vida en Martes sino solo un caso de contaminación terrestre. Sin embargo los excepticos no han sido capaces de proveer un mecanismo alternativo de como se pudieron formar semejante microfósiles. El hecho objetivo permanece inalterable, tenemos un meteorito de indudable origen marciano con trazas de vida en formas de microfosiles calcificados. Estudios recientes revelan la presencia de moléculas orgánicas , tales como aminoacidos pero nuevamente , otros científicos lo achacan a contaminación terrestre. Personalmente  creo que el debate persistirá, y es bueno que exista, le es intrinseco a la ciencia la duda y la discusión abierta. Los microfósiles en mi opinion son estructuras altamente inusuales, y que no puedo asegurar que no son producto de contaminación terrestre, pero mientras el bando de los exepticos no me provean mejores explicaciones y mecanismos en torno al origen de estos microfósiles  colocaré ALH 84001 en un lugar muy especial en mi escala de dudas.

En este video podrán apreciar los microfósiles en el meteorito , estan muy bien definidos morfológicamente, es muy evidente de que se tratan de estructuras biológicas fosilizadas. Si estos microfósiles son productos de contaminación terrestre o no, eso está por ver, pero el hecho permanece inalterable , estamos frente a algo extraordinario e inusual.