Documento de la corte de New York aboliendo las patentes sobre los genes mantenidas por la Compañía Myriad.

April 9, 2010


Sobre los últimos 20 años, compañías privadas y algunos académicos han presentado solicitudes de  patentes para más de 4300 genes humanos o sea alrededor de 20% de todos los genes en el cuerpo humano. También sabemos que dias atrás un juez en New York ha parado juridicamente esta lamentable y ridicula tendencia en un fallo de naturaleza histórica. Tecnicamente  el fallo de el juez consiste en que las patentes sobre los genes humanos BRCA1 y BRCA2 mantenidas por la compañia Myriad Genetics no son válidas debido a que los genes son productos naturales y no invención humana. Por fin se ha sentado el necesario precedente jurídico para que nunca más los genes sean patentables. He buscado el documento que provee la decisión del juez por largas horas y he sido exitoso en este empeño. Proveo el documento original en formato PDF que contiene la histórica decisión del juez. Considero que el mismo documento es de naturaleza histórica y debe ser disponible para todos los interesados en el tema. Personalmente creo que las palabras del juez fueron sencillas pero demoledoras contra los argumentos de Myriad Genetics.

 “Un gen es un gen, esté en un tubo de ensayo o en el interior de una célula humana” Juez Robert Sweet.

Lea el documento original de la decisión de la corte en formato PDF desde mi blog


Un juez de New York dictamina que los genes humanos no son patentables.

April 8, 2010

Algún tiempo atrás,  expresé mi desacuerdo e indignación en un post con respecto a la tendencia del sistema legal de patentar genes humanos , por cierto el post en mi blog fué muy poco leido y creo que no comentado por nadie.

http://cambrico.info/2009/11/05/las-patentes-y-los-genes/

En mi artículo presenté como primer argumento la definición legal de patente:

La patente es un derecho negativo, otorgado por el Estado a un inventor o a su causahabiente (titular secundario). Este derecho permite al titular de la patente impedir que terceros hagan uso de la tecnología patentada, y por lo tanto el titular de la patente es el único que puede hacer uso de la tecnología que reivindica en la patente. La patentes no son de duración indefinida si no que caducan después de un período determinado que normalmente es de veinte años. Después de la caducidad de la patente cualquier persona puede hacer uso de la tecnología de la patente sin la necesidad del consentimiento del titular de ésta. Se considera invención toda creación humana que permita transformar la materia o la energía que existe en la naturaleza, para su aprovechamiento por el hombre y satisfacer sus necesidades concretas. Serán patentables las invenciones que sean nuevas (novedad), resultado de una actividad inventiva y susceptible de aplicación industrial. También para aplicaciones personales.Luego una patente garantiza un monopolio de explotación de la idea o de una maquinaria durante un cierto tiempo.

También expresé mi opinión personal al respecto en el post  de que un gen es un producto de la naturaleza , no una invención humana y por definición legal una entidad no patentable. Pueden leer a continuación una pequeña parte  de mis argumentos al respecto.

En ultima instancia creo que es eticamente justificable patentar una medicina producto del estudio de un gen,  pero no un gen.  El microscopio electrónico, en principio es o fué  patentable porque es una invención humana, aunque basado en el uso de electrones, un electron no puede ser patentable porque nadie inventó el electrón. Un mueble novedoso podría en potencia ser patentable no así el árbol de donde proviene la madera con la que se construyó el mueble. Creo que la misma lógica legal debe aplicar con los genes, es solo sentido común, no se necesita mucha jurisprudencia ni mucho entendimiento. Ruben Fernandez

Un juez de New York acaba de decidir que los genes no pueden ser patentables. Esta noticia la he recibido con tremenda alegria y optimismo, el sentido común y la justicia han prevalecido en el sistema judicial del país en que vivo y amo. La noticia proviene de Apuntes Científicos desde el MIT  por Pere Estupinya. Reproduzco fielmente la información proveida por este periodista.

Un juez de Nueva York acaba de tomar la desición  de invalidar las patentes genéticas relacionadas con los genes BRCA1 y BRCA2, cuyos derechos estaban en posesión de la empresa privada Myriad Genetics. El juez ha dictaminado que dichos genes “son productos de la naturaleza, no invenciones, y por tanto no pueden estar sujetos a las leyes de propiedad intelectual”. Esta decisión podría sentar un precedente y tener consecuencias importantes en el campo de la medicina, la investigación científica, y la industria biotecnológica. EL 29 de marzo, una demanda presentada en mayo del año pasado por la ACLU y la Public Patent Foundation (PUBPAT) ha prosperado y el juez Robert Sweet del distrito sur de Nueva York dictaminó que “la identificación de las secuencias del BRCA1 y BRCA2 es un hito científico de un valor incuestionable por el que Myriad merece reconocimiento, pero esto no implica que sea algo sobre lo que puedan poseer una patente”. No debemos preocuparnos demasiado por si se pierden incentivos económicos y se retrasa el proceso de extraer información significativa de nuestro ADN. Descubrir mutaciones genéticas relacionadas con la salud cada vez es más sencillo, y si no lo hacen primero compañías privadas, lo hará un poco más tarde la investigación con fondos públicos. La industria ya encontrará sus oportunidades de negocio. Pere Estupinya

El juez ha sido contundente: “La purificación de un producto natural, sin más, no puede transformarse en una patente. Y como el ADN aislado no es diferente del ADN en estado natural, no es patentable”. Pere Estupinya

Gracias a Pere Estupinya, donde quieras que estes por proveerme un buen día con tu noticia. CNN no informó nada de esto. Tu lo hiciste y te has ganado un lector más.

Apuntes Científicos desde el MIT

Fuentes: Apuntes Científicos desde el MIT   por Pere Estupinya y Cambrico.info


El científico español / norteamericano Francisco José Ayala gana el Premio Templeton

March 25, 2010

El científico español / norteamericano Francisco José Ayala acaba de recibir hoy el Premio Templeton, este premio es el de  mayor valor económico del mundo que reconoce a personalidades internacionales por su aporte al entendimiento entre la ciencia y la religión. La otorgación del premio, que fue anunciada esta mañana en la sede de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. en Washington, es de 1,2 millones de euros, la cuantía más alta que se concede a individuos y organizaciones filantrópicas.

Para ver el webcast anunciando el premio vaya al sitio web:

http://www.templetonprize.org/

http://www.templeton.org/

Este es uno de mis mejores momentos, conocía desde un tiempo atrás que la Fundación Templeton lo consideraba para el premio este año, pero aún asi no deja de ser una agradable sorpresa,  ya era hora que se le hubiera concedido el premio. En un momento en que muchas voces estridentes y extremistas prevalecen en ambos lados,  reconocer la inteligencia, moderación y buena voluntad de un científico que no renuncia a la idea del entendimiento entre ciencia y religión desde la perspectiva de definir claramente los limites de una y otra es una magnifica noticia. Way to go Ayala!!!!!!


Los colegios no deberían existir acorde a Roger C. Schank

March 20, 2010

 
La educación en esta nación tal parece ser una industria implementada para el embrutecimiento colectivo. La proxima generación de norteamericanos seran más ignorantes que la generación que les precedió pese a que el estado gasta inmensos recursos en educación. Desconozco la situación educacional de Europa y Asia, pero esta si la conozco bien, lamentablemente bien. Bastaría con tomar simples decisiones políticas para cambiar este nefasto curso de acontecimientos, tenemos de sobra el potencial humano y los recursos necesarios , solo nos falta la voluntad política como casi siempre. Implementar las ideas de Roger C. Schank sería equivalente a un Chernobil cultural. Las ideas de él parecen ingenuas, no lo son para nada, su verdadera intención es obtener un nicho en la industria educacional. Sino miren sus grupos empresariales y su accionar.
Antonia, mi querida madre, profesora de Matemáticas y para nada políticamente correcta.

Roger C. Schank es un crítico severo del sistema educativo actual, y no trata de suavizar sus palabras para que suenen políticamente correctas. Schank es, además, uno de los principales investigadores del mundo en Inteligencia Artificial, Teoría del Aprendizaje y en la construcción de entornos virtuales de enseñanza. Durante 35 años, fue profesor de Universidades como Standford, Yale y Northwestern. Ahora está empeñado en acabar con el actual sistema educativo, y ofrece sistemas alternativos de aprendizaje desde su compañía Socratic Arts y su organización sin ánimo de lucro, Engines for Education. KINDSEIN le ha realizado una extensa entrevista.

Según Schank, el sistema educativo que tenemos hoy —y que ha seguido invariable desde hace siglos— se podría resumir así: un profesor entra en clase y habla. Los alumnos, como mucho, toman apuntes. Como no pueden recordar lo que se les dijo, les hacen exámenes. Pero poco después de pasar esos exámenes, olvidan todo. A Schank le gusta preguntar a sus alumnos: «¿Podrías aprobar ahora, sin estudiar, el exámen de álgebra que pasaste el año pasado?» La respuesta es no. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque no se puede aprender lo que nos dicen. Los recuerdos siempre van asociados a sorpresas, emociones, retos. Se aprende haciendo. Y el “aprender haciendo” no es un concepto nuevo. Desde la antigüedad, muchos filósofos y científicos han reiterado que es la única forma de aprender.

Lea la entrevista completa en castellano y en formato PDF desde mi blog

Es importante aclarar que no estoy de acuerdo con la mayoría de sus ideas , considero que la educación deba ser un proceso estructurado, riguroso y de altas metas, esta descabellada opinión sobre el algebra y la trigonometría en los planes de estudio es ridicula:

Sólo tienes que intentar eliminar el álgebra o la trigonometría del plan de estudios de cualquier escuela secundaria del mundo. El clamor sería estruendoso. Esto es cierto incluso teniendo en cuenta que casi nadie recuerda nada de esos temas una vez terminado el colegio. No lo recuerdan porque es inútil y el 99,9 % de los adultos nunca lo ha utilizado. Y no,no te enseña a pensar. Si queremos enseñar a la gente a pensar podríamos investigar buenas maneras de hacerlo. Roger C. Schank

Personalmente considero que las ideas de este reconocido profesor , no contribuyen para nada positivo, sino que trivializan la crisis educacional que enfrentamos en nuestro país. En mi opinión la solución es simple, buenos maestros, altas metas, rigor académico y eliminar clases inútiles tales como música, pintura y tonterias. El que quiera aprender arte que vaya en su tiempo libre a una escuela de arte. Pensar que este hombre es considerado una especie de guru en la reforma del sistema educativo. Solo en América como dijera un promotor de boxeo cuyo nombre no recuerdo. Lamentable que sea apreciado en otros lares. Roger C. Schank no propone nada valioso y es parte del problema no de la solución.
Fuente: Revista Kindsein ISSN 1885 – 6535


La carta de Francis Crick a John T. Edsall.

March 4, 2010

Todo el mundo ya sabe que James Watson es un racista que por cierto pagó un alto precio por sus infortunadas declaraciones. Lo que casi todo el mundo ignora es que Francis Crick, su compañero en el descubrimiento de la estructura de la molécula del ADN compartía esencialmente las mismas ideas. Esta es una carta de Francis Crick dirigida a John T. Edsall, el cual había firmado una declaración antiracista en contra de una carta de William Shockely.  Entre tantos planteamientos asombrosos para mi , Shockley había propuesto que individuos con IQ menores de 100 deberían ser esterilizados, blancos o negros, siempre y cuando los sujetos estuvieran de acuerdo. Presento esta asombrosa carta de Francis Crick, donde el expone sus ideas en torno a la relación entre raza e inteligencia y amenaza con renunciar a la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Esta carta la presento en su inglés original dada su importancia y debido a que la inmensa mayoría de mis lectores leen en inglés sin ninguna clase de problema. Es lamentable descubrir que genios como Watson,  Crick y Shockley comparten ideas racistas tan erradas y de tan pobre fundamento científico. Aparentemente la inteligencia en un área científica específica no basta para abordar problemas socio-económicos de esta naturaleza tan compleja y sensitiva. Creo que esta carta es historia y como tal debe ser leida y tratada.

22 February 1971

Dr. John T, Edsall
Fogarty International Center
National Institutes of Health
Bethesda, Maryland 2 0014

Dear John,

I have been very distressed to see the letter to the President of the National Academy by you and six other Academy members regarding a Proposal by Dr. [William] Shockley [Nobel laureate in physics]. Like you I have not published anything on the population problem, but f have become fairly familiar with the literature of the subject. I have also talked to Dr, Jensen when he visited the Salk Institute recently.

Unlike you and your colleagues I have formed the opinion that there is much substance to [Berkeley psychologist Arthur] Jensen’s arguments. In brief I think it likely that more than half the difference between the average I.Q. of American whites and Negroes is due to genetic reasons, and will not be eliminated by any foreseeable change in the environment. Moreover I think the social consequences of this are likely to be rather serious unless steps are taken to recognize the situation.

While any present conclusions are tentative, it seems likely that the matter could be largely resolved if further research were carried out. I should thus like to know two things. Would you and your colleagues please state in detail why they think the arguments put forward by Jensen are either incorrect or misleading. Secondly, would they please indicate what research they think should be done to establish to what extent “intelligence” is inherited. This is surely the important point, and is equally valid for a country without a racially mixed population.

The most distressing feature of your letter is that it neither gives nor refers to any scientific arguments, but makes unsupported statements of opinion, This, I need hardly remind you, is politics, not science. The voice of established authority, unsupported by evidence or argument, should have no place in science, and I am surprised to find that you, of all people, should put your name to a letter of this character written to the Academy on a matter of scientific research. I am cure you will realize that if the Academy were to take active steps to suppress reputable scientific research for political reasons it would not be possible for me to remain a Foreign Associate.

I hope you will forgive me writing so frankly, but we have known each other now for a long time, and I have a great respect for your opinion on matters such as this. I am not, for the moment, sending a copy of this letter to anyone else.

Finally I should comment on the last paragraph in your letter. I cannot answer for Shockley, but I know that both Jensen and I would agree with you on that point. But this has no bearing on how intelligent, on the average, people’s children are likely to be.

I leave here tomorrow, and expect to be back in Cambridge on 1st March.

Yours sincerely,

F. H. C. Crick

Descargue la carta desde mi blog en formato PDF


Entrevista al Dr.Aaron Ciechanover

March 2, 2010

El doctor Aaron Ciechanover, premio Nobel de Química 2004, vino a Lima, por invitación de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, institución que le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa. En esa ceremonia respondió múltiples preguntas del auditorio. Luego, auspiciado por el doctor Luis Solari, fue condecorado por el Congreso de la República, donde tuve la oportunidad de hacerle algunas preguntas sobre el origen de su pasión por las ciencias y los “secretos” para frenar la fuga de cerebros en Israel, país que sin tener riquezas naturales ha logrado un envidiable nivel tecnológico. La fuga de cerebros, es decir, la emigración de trabajadores cualificados, perjudica a la mayoría de los países del mundo y beneficia casi exclusivamente a Estados Unidos. Europa, por ejemplo, exporta más cerebros de los que importa. Más de 400.000 científicos nacidos en Europa residen en los Estados Unidos, lo que supone el 40 por ciento del stock de investigadores que trabajan en dicho país. De los miles de europeos que realizan cada año su doctorado en Estados Unidos, el 70 por ciento opta por quedarse en territorio estadounidense. En el Tercer Mundo, el problema es mucho más grave ya que la fuga de cerebros supone un grave obstáculo a la utilización de la tecnología para la expansión de la economía de esos países y la mejora de su nivel de vida.

¿Cuál fue el disparador de su interés en la ciencia, cuando, donde le surgió ese interés?

El hogar, sólo el hogar. Fue educado por mis padres para aprender, para leer, para preguntar, para ser curioso, para desafiar, no para tomar cosas por ganadas. Claramente esto viene de mis padres.

¿Fueron ellos científicos?

No, porque no es necesario ser científicos para generar esas actitudes. Es necesario ser rico en cultura y poseer curiosidad. Y todo lo que he hecho lo debo a mis padres.

¿Cuando obtuvo su primer instrumento científico?

Cuando yo tenía once años, mi hermano mayor me preguntó qué es lo que yo quería que me regalara. Yo dije un microscopio. Mi deseo por querer un microscopio vino de mis padres.

¿Cuáles fueron las profesiones de sus padres?

Mi padre fue abogado y mi madre profesora de Inglés.

¿Su escuela tuvo laboratorio?

Sólo para los niveles superiores. Yo tenía mi propio laboratorio en casa.

De modo que para usted fue fácil escoger su carrera universitaria…

Sí, pero primero escogí la carrera de medicina.

¿Cómo incentivan en Israel la vocación científica en los niños?

Tenemos programas especiales para niños excelentes, dándoles tiempo extra, llevándoles a la universidad para los jóvenes. Yo mismo me ocupo de niños con interés en la ciencia. Tratamos que ellos se entusiasmen por la ciencia.

¿Se ven resultados?

Sí, pero hay que tener claro que este tipo de inversiones tienen resultados en el largo plazo. No es inmediato.

¿Cómo incentivan a los jóvenes científicos?

Les damos becas para estudiar en el extranjero, les damos becas en Israel, les encontramos empleo en Israel, para que regresen. Hemos parado la fuga de cerebros, ofreciéndoles condiciones tentadoras para regresar.

Usted señaló que la aplicación de la ciencia hacia lo bueno o lo malo depende de la sociedad. Usted aplica las técnicas nucleares en la biología…

En mi laboratorio todo el tiempo se aplica las técnicas nucleares en ciencia.

¿Cómo ve la religión?

No la veo en el sentido de rezar todos los días, sino el de tener respeto por la complejidad de nuestra propia vida. Nuestra vida no puede ser separada en pedazos. Veo la religión como una humildad y modestia ante la complejidad de la naturaleza y la creación.

Creo que la complejidad de la naturaleza está más allá de lo que podemos aprender.

La fuga de cerebros, es decir, la emigración de trabajadores cualificados, perjudica a la mayoría de los países del mundo y beneficia casi exclusivamente a Estados Unidos. Europa, por ejemplo, exporta mucho más cerebros de los que importa. Más de 400.000 científicos nacidos en Europa residen en los Estados Unidos, lo que supone el 40 por ciento del stock de investigadores que trabajan en dicho país. La realidad es que se está produciendo una fuga de cerebros hacia Estados Unidos. Una de las explicaciones de este fenómeno radica en que Europa ofrece menos oportunidades profesionales: sólo emplea a 5,4 investigadores por puesto de trabajo, frente a 8,7 en Estados Unidos y 9,7 en Japón. Otra explicación radica en la prioridades norteamericanas respecto a la investigación, ya que Estados Unidos dedica entre 30 mil y 100 mil millones de dólares más que Europa a proyectos científicos y tecnológicos.
El sector privado europeo sólo contribuye con el 56% de los recursos dedicados a la investigación, frente a los dos tercios que aportan las empresas en Estados Unidos y Japón. Una tercera razón es la atracción que ejerce el sistema académico y de investigación de Estados Unidos. Según el Instituto Internacional de Educación, el 11 de septiembre no ha frenado la llegada de estudiantes extranjeros al país, ya que en el curso 2001-2002 la progresión fue del 6,4% respecto al curso anterior.

En una nota muy personal, conozco al menos 11 científicos españoles, a unos más que a otros, todos altamente calificados y talentosos, trabajando en instituciones de Estados Unidos, todos comparten el deseo de querer retornar a España y hacer ciencia en beneficio de su pais, pero un modelo y estructuras injustas imperantes en España se lo impiden. Es una pena que no esten en el sitio donde se formaron y donde mas frutos podrían rendir

Fuentes:

http://www.encuentrocientificointernacional.org Entrevistador: Modesto Montoya

Comisión Europea de Educación en Bruselas y tendencias21


Francis Collins y DIOS

February 19, 2010

Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla, declara el director del Proyecto Genoma Humano y del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, Francis Collins, en la siguiente entrevista. Añade que se puede encontrar a Dios en el laboratorio de igual forma que en una catedral y que desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. Considera que la fe es una forma de comprender los misterios profundos que la ciencia es incapaz de resolver y que el Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Por último concluye que una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad.

Usted es director del Proyecto Genoma Humano, pero parece que ha ganado una cierta notoriedad bajo el título del “científico que cree en Dios”. ¿Se siente “llamado” a representar ese papel, en este momento de la historia?

Yo no diría tanto, dado que la expresión “ser llamado” implica algún tipo de “misión” especial encargada por Dios, y sólo Dios conoce cuáles son nuestras misiones. Ciertamente, he tenido la fortuna de que se me pidiera liderar una empresa científica de importancia histórica, el Proyecto Genoma Humano, y este hecho aún hoy me maravilla. Uno de los objetivos del proyecto ha sido considerar las implicaciones éticas, legales y sociales de los rápidos avances en la investigación genética. Dado que la mayoría de los americanos son creyentes, ha resultado natural incluir algunas reflexiones teológicas en dichas consideraciones, y mi propia divagación sobre ciencia y fe podría ser considerada como parte de ese esfuerzo. Muchos científicos, como yo, creen en Dios, pero en general hemos estado más bien callados acerca de nuestras creencias. Sin embargo, creo que vivimos un momento crítico, especialmente en los Estados Unidos, frente a la decisión de cómo buscar verdad y sentido a nuestra vida ante el siglo XXI. Evidentemente, necesitaremos a la ciencia para que nos ayude a resolver muchos de nuestros problemas (enfermedades, sistemas de comunicación, cuidado del planeta). Pero una aproximación puramente materialista, desprovista del aspecto espiritual de la humanidad, nos empobrecerá. Después de todo, han existido ya en la historia intentos de este tipo que resultaron devastadores, como la Rusia comunista. Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla. Si puedo contribuir de alguna manera a redescubrir la armonía entre ambas, entonces me sentiré verdaderamente bendecido.

Usted ha dicho que el ADN es “la lengua de Dios”. ¿Lo dice literalmente o en sentido metafórico?

Un poco en ambos sentidos. Creo que el universo fue creado por Dios con la intención concreta de dar lugar a vida inteligente. Dado que en el ADN se encuentra la información molecular de todas las cosas vivas, se puede entender éste como el “Logos” que Dios ha usado para dar vida a los seres. No me entienda mal, es evidente que el proceso de la evolución por selección natural durante cientos de millones de años es el “cómo” que explica la maravillosa diversidad de la vida. Pero este cómo no contesta a la pregunta de “¿por qué?”. Creo que Dios es la respuesta a esa pregunta.

Como científico, usted ha probado sus suposiciones y creencias. Pero, como cristiano, usted ha dicho que ha dado “un salto de fe”. ¿Por qué estos dos caminos diferentes?

Quizá no sean tan distintos. Tanto ciencia como fe son formas de buscar la verdad. La ciencia la busca observando como funciona el mundo natural, y la fe busca respuestas a cuestiones más profundas, como ¿por qué hay algo hay en lugar de nada? o ¿cuál es el sentido de la vida? o ¿existe Dios? Todo requiere un cierto elemento de fe, no se puede ser científico si no se tiene fe en el hecho de que existe un orden en la Naturaleza y que ésta se comportará de una manera reproducible y predecible. Pero esto no constituye una prueba –aparentemente Dios tenía la intención de dejarnos tomar esta decisión. Quizá un salto de fe como éste suene arrebatado a un materialista convencido pero, ¿puede usted demostrar la belleza o el amor?

En un comentario que escribió recientemente para CNN.com, mencionó que el “40 por ciento de los científicos en activo se reconocen creyentes”. Este número me parece un poco sorprendente. ¿Es eso cierto? ¿Están muchos de ellos “en el armario”?

Una famosa encuesta realizada en 1917, y de nuevo en 1997, documentó este porcentaje acerca de las creencias de los científicos. Mucha gente se quedó sorprendida por esta estadística, y también por el hecho de que el número no hubiese cambiado durante el siglo XX. ¿Por qué no se escucha más sobre esos científicos creyentes? Existe un tabú acerca de la discusión de temas de fe en los círculos científicos, y los científicos creyentes a menudo temen que sus colegas les vean como menos rigurosos intelectualmente si reconocen que creen en Dios.

¿Cómo cultiva usted su vida espiritual? ¿Diariamente, semanalmente?

Trato de no hacer divisiones. Intento dedicar tiempo a la oración por la mañana, cuando el resto del mundo aún está en silencio. Pero también trato de mantener mi lado espiritual despierto y alerta durante el día. Tengo una Biblia en mi mesa de trabajo. Pero, para ser honesto, no soy modélico en este aspecto. A menudo me doy cuenta de que, al final del día, las inevitables urgencias cotidianas pueden con mis intenciones de ser más equilibrado. Y normalmente tampoco soy un practicante regular. Sería por tanto más justo decir que aún intento profundizar en mi relación con Dios, y que ésta es una tarea para toda la vida.

Volviendo al comentario que usted escribió para la CNN, me encanta su frase final: “A través de la investigación de la majestuosa e impresionante obra de Dios, la ciencia puede realmente ser un medio de culto”. Me pregunto si esto quiere decir que su trabajo científico, en sí mismo, alimenta su vida espiritual…

Completamente. Como científico que además es creyente, descubro en la exploración de la naturaleza una vía de comprensión de la mente de Dios. Se puede encontrar a Dios en el laboratorio, de igual forma que en una catedral.

Usted es un científico al que claramente le interesan los misterios (una palabra que he comprobado que usa a menudo) del mundo físico. ¿No dirían muchos de sus colegas de la comunidad científica que el propósito de la ciencia es eliminar el misterio tanto como sea posible?

¡Por supuesto! Pero siempre quedan más cosas por explorar. Y, según mi experiencia, desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. La fe es además una forma de intentar comprender los misteriosprofundos que la ciencia es incapaz de resolver, por ejemplo, el sentido de la vida.

¿Cree usted que resulta significativo que su libro, The Language of God, haya recibido el premio Libro del Año sobre Evangelismo 2007 por parte de la revista Christianity Today? ¿Ve usted en ello una señal de que la comunidad cristiano- evangélica se encuentra en un momento clave de cambio en lo que se refiere a la reducción de la guerra cultural contra la corriente principal de la ciencia, que tanto ha caracterizado al evangelismo moderno?

Me gustaría pensar que podría ser verdad, pero evidentemente aún muchos miembros de la iglesia cristiano-evangélica siguen desconfiando profundamente del pensamiento evolucionista, y pienso participar en un esfuerzo concertado entre científicos, teólogos y pastores para el desarrollo y la expansión de una nueva teología que festeje lo que la ciencia nos está enseñando sobre la sorprendente creación divina, en lugar de resistirse a esa información.

Los principales cambios en la cosmovisión han afectado profundamente a la teología a lo largo de la historia. Por ejemplo, la revolución copernicana nos hizo pensar de manera muy distinta sobre el cielo y su localización. ¿Qué cambios teológicos cree usted que están emergiendo a raíz de la comprensión de la creación desde la perspectiva de la evolución?

No veo conflictos irreconciliables entre el libro del Génesis y la ciencia evolucionista, dado que lo que estamos aprendiendo acerca de la relevancia de todos los sistemas vivos a través de la información del ADN nos ofrece la oportunidad de una nueva y excitante interpretación del plan de Dios en la creación del ser humano a su imagen y semejanza. Una interpretación ultra literal del Génesis, como la que acepta el Young Earth Creationism no puede reconciliarse con las verdades sobre el universo que Dios nos ha permitido descubrir. El Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Pero una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, a la que yo llamo Bios (vida) a través del Logos (la palabra de Dios), o simplemente BioLogos, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad.

En The Language of God, usted menciona que los cristianos evangélicos reaccionan de manera negativa a sus conferencias – abandonando la sala, por ejemplo-. ¿Estas reacciones han aumentado o se han reducido a partir de la publicación de su libro?

Y, como creyente, ¿cómo le hacen sentir?

Sí, recibo regularmente e-mails de los evangelistas que me llaman la atención por “vender” la ciencia, o por elegir el culto a la ciencia en lugar de a Dios. He sido amenazado con la excomunión por un creyente indignado, aunque ni siquiera soy católico. Por supuesto me preocupa que la información que tanto me afecta provoque semejante resistencia en otros creyentes, gente razonable y afectiva, pero creo que estas reacciones simplemente reflejan la intensidad de la batalla actual entre las voces extremistas que han dominado las ondas de radio y las ventas de libros durante tanto tiempo. Si soy capaz de suministrar algunas bases para desarmar esta batalla, apuntando hacia la conclusión de que se puede tanto confiar en la ciencia para alcanzar verdades sobre la Naturaleza, como ver la mano de Dios en la forma en que la Naturaleza ha sido creada, entonces este esfuerzo hará que valgan la pena las disputas ocasionales.

Esta entrevista, realizada por Jon Sweeney, se publicó originalmente en inglés en la revista Explorefaith .