Diseño inteligente versus Evolución Darwiniana

November 22, 2009


Esta es la clase de posting que he evitado a toda costa incluir en mi blog. La razón por lo cual lo he evitado es muy simple, es un tema polarizante y en la mayoría de las ocasiones la racionalidad deriva a pasión rapidamente. Hay ocasiones en la que una simple pregunta en torno a mi opinión en un tema, precipita un posting. Este es un caso de estos, una simple pregunta precede la presentación de un tópico. Imagino que ese es uno de los componentes de la lógica de un blog. Este posting es en torno al debate Evolución Darwiniana versus Diseño Inteligente. Este es un debate reciente, polarizador e intenso y lamentable al menos por sus consecuencias en algunas instancias. Estas tristes instancias pueden ser presentadas en un posting, instancias verdaderamente lamentables y empobrecedoras. Lo primero que debemos entender es que ambas ideas son extremadamente viejas. Darwin no creó la idea de la evolución, aún su propio abuelo Erasmo Darwin presentó la noción de la evolución en su libro Zoonomia y en el poema El templo de la naturaleza. El mérito de Darwin solo consiste en proveer un mecanismo por el cual ocurría la evolución, este mecanismo es la selección natural. Las nociones de Diseño Inteligente también son extremadamente viejas, William Paley las presentó de modo formal en su libro Teología Natural siglo atrás. Este es un nuevo y apasionado debate en torno a viejas nociones a la luz de nuevas evidencias. Mi opinión ya es conocida por algunos, soy un proponente del Diseño Inteligente, con eso basta por ahora y no hay verguenza alguna. Sentiría verguenza por ser intolerante con otros que no comparten mi opinión, sentiría pena de ser un inquisidor de estos tiempos, hay otros que disfrutan con ofender a los que se atreven a disentir con el Establishment Darwiniano. He sido acusado por algunos colegas de creacionista e ignorante y de querer propagar ideas religiosas, nada más ajeno a  la verdad. En realidad no tengo ninguna idea original que pueda aportar o presentar en este debate fundamental. Solo les puedo presentar las nociones más simples que manejan ambos campos. Este debate no necesita de mi concurso para existir, yo solo lo puedo comentar y atreverme a tomar posición en uno de sus campos antagónicos . Por ahora, a modo de introducción les proveo un documento de excelente calidad que presenta las opiniones de los principales protagonistas de este debate. Nadie mejor que ellos para hablar, sus verdaderos protagonistas.

Descargue el documento completo en formato PDF desde mi blog

Richard Milner y Vittorio Maestro son editores de la revista Historia Natural (Natural History), la cual es publicada por El Museo Americano de Historia Natural. El museo fue creado en 1869 en la ciudad de Nueva York, EEUU. La revista fue establecida en 1900.
http://www.naturalhistorymag.com

Michael J. Behe, quien recibió su Ph.D. en bioquímica de la Universidad de Pennsylvania en 1978, es profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Lehigh en Pennsylvania. Sus investigaciones recientes se concentran en el papel del diseño y la selección natural en la construcción de proteínas estructurales. Su libro La Caja Negra de Darwin: El Reto Bioquímico a la Evolución se encuentra disponible en pasta blanda (Touchstone Books, 1998)
http://www.lehigh.edu/%7einbios/faculty/behe.html

Kenneth R. Miller es profesor de biología de la Universidad de Brown. Sus trabajos de investigación en la estructura y función de la membrana celular han sido publicados en tales revistas científicas como Nature, Cell y el Journal of Cell Biology. Miller es coautor de varios libros de texto ampliamente utilizados a nivel de colegio y de universidad. En 1999 publicó Buscando al Dios de Darwin: La Búsqueda por un Científico del Espacio Común entre Dios y la Evolución (Cliff Street Books).
http://bms.brown.edu/faculty/m/kmiller/

William A Dembski, quien tiene un Ph.D. en matemáticas y filosofía, es profesor asociado de investigación en la Universidad de Baylor y Senior Fellow del Discovery Institute en Seattle. Sus libros incluyen: La Inferencia del Diseño: Eliminando el Azar a Través de Pequeñas Probabilidades (Cambridge University Press, 1998) y Sin Almuerzo Gratis: Por Qué la Complejidad Especificada No Puede Ser Obtenida Sin Inteligencia (Rowman & Littlefield, 2001).
http://www.designinference.com/

Robert T. Pennock es profesor asociado en estudios de ciencias y tecnología y profesor asociado en filosofía en la Escuela Lyman Briggs y en el Departamento de Filosofía de la Universidad Estatal de Michigan. Él es autor de Torre de Babel: La Evidencia en Contra del Nuevo Creacionismo (MIT Press, 1999) y editor de Creacionismo por Diseño Inteligente y sus Críticas: Perspectivas Filosóficas, Teológicas y Científicas (MIT Press, 2001).
http://www.msu.edu/~pennock5/

Jonathan Wells recibió dos doctorados, uno en biología celular y molecular de la Universidad de California en Berkeley y uno en estudios de religión de la Universidad de Yale. Ha trabajado como investigador postdoctoral en biología en la Universidad de California en Berkeley y ha enseñado biología en la Universidad Estatal de California en Hayward. Wells es también el autor de Íconos de la Evolución: ¿Ciencia o Mito? Por Qué Mucho de lo que Enseñamos Sobre la Evolución está Equivocado (Regnery Publishing, 2000).
http://www.arn.org/authors/wells.html

Eugenie C. Scott posee un doctorado en antropología física. En 1978, después de enseñar antropología física por quince años a nivel universitario, aceptó el cargo de director ejecutivo del Centro Nacional para la Educación en las Ciencias. Ella es también presidente de la Asociación Americana de Antropólogos Físicos.
http://en.wikipedia.org/wiki/Eugenie_Scott

Barbara Forrest es profesor asociado de filosofía en la Universidad de Southwestern Louisiana. Ella recibió su doctorado de la Universidad de Tulane. Entre sus publicaciones académicas recientes se encuentran “La Posibilidad de Significado en la Evolución humana,” en Zygon: Journal of Religion and Science, Diciembre 2000.
http://www2.selu.edu/Academics/Faculty/bforrest/

Advertisements

El epitafio de Paracelsus

November 21, 2009

Trás unos breves días de forzada tranquilidad en mi blog, estoy de vuelta con el epitafio de Paracelsus. Un epitafio es el texto que honra al difunto y normalmente está inscrito en la lápida o placa de la tumba. Tradicionalmente un epitafio está escrito en verso, pero hay excepciones. Se han conocido muchos poetas que han compuesto su propio epitafio. Algunos epitafios contienen ecuaciones y hasta problemas verbales matemáticos , esta clase de epitafios son altamente inusuales. En postings anteriores he mostrado esta clase inusual de epitafios generalmente pertenecientes a hombres de ciencia, no es nada nuevo en mi blog. En este caso, trás una búsqueda minuciosa he encontrado  la tumba y el epitafio de Paracelsus. Esperaba encontrar algo tan hiperbólico como su propia vida, llena de exageraciones, alegaciones asombrosas e inmodestia. Para mi asombro el epitafio es muy comedido , y para la época nada pretencioso. Es importante entender que uno de los rasgos más notables del carácter de los protagonistas del renacimiento era la ausencia de modestia y un afán insaciable de mostrar sus talentos y logros en todo momento y a toda costa. Constituía este rasgo uno de los signos más notables de la época. Me asombra que en la muerte Paracelsus haya optado por una relativa modestia y por recuperar su nombre original, Philippus Theophrastus . En la muerte recuperó su nombre original. En su epitafio mostró la humildad y sencillez que no pudo mostrar en vida. Tampoco hay referencias al homunculus. 

Conditur hic Philippus Theophrastus Insignis medicina doctor qui dira illa vulnera lepram podagram hidroposim allaq insanabilia corporis contagia mirifica arte sustulit ac bona sua in pauperes distribuenda collocanq honeravit anno MDXXXXI die XXIIII Septembris vitam cum morte mutavit. Pax vivis requies aeterna sepultis.

Aquí yace Philippus Theophrastus famoso doctor en medicina, que curó aquellas terribles heridas, la lepra, la gota, la hidropesía y otras graves enfermedades del cuerpo, con arte maravillosa. Regaló sus bienes para ser distribuidos entre los pobres. En el año 1541,el  día 23 de septiembre cambio la vida con la muerte. Paz a los vivos y descanso eterno a los difuntos.


El segundo principio de Pauli

November 16, 2009

bannerg9

Pauli

Ernst Pauli es contado sin lugar a dudas y con toda justicia entre los padres fundadores de la mecánica cuántica. Para los que han estudiado algo de química o física avanzada,  el nombre de Pauli es asociado automaticamente  al Principio de Exclusión, principio angular para entender la conducta y dinámica de los electrones en un átomo. Este principio es una de las pocas cosas que recuerdo de mis tiempos de estudiante de química en Cuba, de este recuerdo infiero su importancia, a este punto de mi vida ya he olvidado un gran número de principios químicos, pero a Pauli aún lo recuerdo. Este principio no solo aplica a electrones, sino a fermiones en general, que son partículas elementales que poseen estados cuánticos antisimétricos y espines semienteros. Son también fermiones los protones y neutrones. Este principio plantea que no es posible que dos electrones u otra clase de fermiones en un átomo puedan poseer el mismo nivel energético, posición u otros números cuánticos identicos. De modo más simple y general  este principio puede ser expresado que no puede haber dos particulas en un átomo en el mismo estado cuántico , entendiose por estado cuántico al conjunto de número cuánticos que posee una partícula. Pauli es también conocido en los predios académicos por un segundo principio, no tan científico y menos afortunado para él, ciertos colegas le atribuían a Pauli la rara virtud de averiar sin intención alguna equipos de laboratorio. Es importante entender que este “principio” expresaba que no era  necesario manipulación física alguna de estos instrumentos por Pauli para validarse , solo bastaba su presencia. Acorde a otra teoría más radical la proximidad física de Pauli en un laboratorio presagiaba la destrucción de algún aparato científico, dispositivo mecánico e inclusive alguna desgracia humana. Me suena asombroso, que en un ambiente como los predios académicos, donde debe prevalecer la racionalidad coexista una idea irracional que califica entre la más absurdas de las supersticiones. El segundo principio de Pauli puede ser reducido en términos simples a:  la cercanía física de Pauli a instrumentos científicos puede ser garantía de su rotura o malfuncionamiento. Irracionalidad en su máxima expresión. Originalmente pensé que se trataba de una broma, más tarde, en mis lecturas, descubrí que si existía un concenso entre sus colegas en torno a la peligrosidad de Pauli. Desconocía la reacción de Pauli a esta noción, pero investigando, para mi asombro, encontré que Pauli estaba convencido de que el efecto que lleva su nombre era real y  aún más, el mismo Pauli disfrutaba cada ocasión en la que supuestamente se manifestaba su “nefasta influencia”. Es un hecho registrado y bien conocido que su gran amigo y  físico experimental Otto Stern le rogó a Pauli que no se acercara a su laboratorio.  Se dice que en una ocasión ocurrió una  explosión en el Departamento de Física de la Universidad de Berna, Pauli no estaba en la Universidad en ese momento. Eventualmente se descubrió que este catastrófico evento había coincidido con el paso por la ciudad de un tren que llevaba a Pauli a su casa en Zurich. Esta historia no la he podido verificar independientemente, y me suena a @#$%^&^& , personalmente no creo que haya algo de verdad en esto.  Es un hecho, que estando de visita en la Universidad de Princeton, el ciclotrón de la universidad casi es destruido por un incendio y que el aceptó estoicamente su responsabilidad pese a que estaba a más de 500 metros de distancia del sitio, este evento lo he podido confirmar en varias fuentes independientes.

Hendrik Casimir, un cercano colaborador de Pauli, un hombre conocido por su integridad, incluyó en sus memorias el siguiente relato en torno a Pauli y a este supuesto Segundo Principio:

Heitler, que daba una conferencia sobre la teoría del enlace homopolar, excitó inesperadamente su ira: el caso era que a él le disgustaba fuertemente esta teoría. Apenas había acabado Heitler, Pauli se dirigió a la pizarra en un estado de gran agitación y caminando de un lado a otro empezó irritado a expresar su disgusto mientras Heitler se sentaba en una silla en un extremo de la tarima. “Para grandes distancias”, Pauli explicó, “la teoría es ciertamente falsa puesto que tenemos atracción de Van der Waals; a cortas distancias, obviamente, también es completamente falsa”. En este momento había llegado al extremo de la tarima opuesto a donde estaba sentado Heitler. Dio la vuelta y ahora se dirigía caminando hacia él, apuntando amenazadoramente en su dirección con el trozo de tiza que mantenía en su mano y le dijo: “¡Y ahora se afirma, apelando a la credulidad de los físicos, que esta aproximación, que es falsa a grandes distancias y es falsa a cortas distancias es, pese a todo, cualitativamente verdadera en una región intermedia.!” Ahora estaba muy cerca de Heitler. Éste se recostó repentinamente, el respaldo de la silla se rompió con gran estrépito, y el pobre Heitler se cayó hacia atrás (felizmente sin lastimarse demasiado). Casimir, que estaba allí, señala que George Gamow fue el primero en gritar: “¡Efecto Pauli!”. Y luego añade: “A veces me pregunto si Gamow no le había hecho algo a la silla antes de empezar”.

Personalmente no creo que este “segundo principio de Pauli” sea real y lamento realmente que un hombre de la talla intelectual de Pauli se lo haya creido. Quisiera decir lo contrario, pero toda la evidencia apunta a que Pauli si aceptaba poseer una influencia nefasta sobre equipos de laboratorio.


La genética de un "Idiot savant"

November 15, 2009

bannerg6

autismo

Este es un artículo originalmente encontrado en ActionBioscience.org ,  lo incluyo en mi blog por su altisima calidad, pese a que no es práctica usual reproducir materiales de otras fuentes en mi sitio, me decidí a hacerlo. Los materiales de los PLoS que han sido reproducidos responden plenamente a uno de los propósitos fundamentales de este blog, apoyar a esta loable iniciativa.  La genética del autismo es algo que siempre me ha interesado, me propuse escribir en torno al tema semanas atrás, pero esta entrevista me parece que supera con creces cualquier intento mio. El autor y información de contacto son citados apropiadamente al final del artículo. Incluir artículos de alta calidad en mi blog,  provenientes de otras fuentes no es común pero si es plenamente consistente con la política de este.

Leslie Lemke da conciertos de piano virtuosos, a pesar de ser ciega, con parálisis, y ligeramente retardada. Después de escuchar una pieza musical, familiar o no, tocada o cantada por un miembro de la audiencia, Lemke puede no solo reproducirla perfectamente (incluyendo cualquier error que la persona lanzando el reto pueda haber hecho) sino también tocarla en un repertorio predefinido de varios arreglos composicionales.

Al darle cualquier fecha del calendario, ya sea 5 de Mayo de 1912 o Navidad del 8688, (John y Michael) pueden calcular instantáneamente el día de la semana para esa fecha, tomando en cuenta hasta los años bisiestos.

Estas y otras increíbles hazañas mentales, como por ejemplo la contada de los palillos de dientes y la memorización de la guía de teléfonos mostrada por Raymond Babbit, protagonizado por Dustin Hoffman en la película Rainman, son características del síndrome del “savant” (también conocido como autista inteligente o “idiot savant”), un tipo raro de sabiduría o brillantez mental a veces asociado con el desorden mental del autismo. Desafortunadamente, los autistas inteligentes o savants, así como los más comunes autistas no savant, poseen características del desorden que les hacen prácticamente imposible llevar una vida llena independiente.  Afortunadamente, un examen de rutina que se le da a cada niño que nace en los Estados Unidos puede detectar la PKU al nacer y una dieta especial que elimina la fenilalanina puede prevenir.

pdf20Descargue el documento completo en formato PDF desde mi blog

Michael J. Dougherty, Ph.D., trabaja para el Departamento de Biología del Hampden Sydney College en Virginia. Él ha publicado artículos de investigación y educación y ha sido coautor de varios libros de texto en biología general y molecular y en genética del comportamiento. Sus intereses incluyen la genética del comportamiento, la estructura de las proteínas, la educación en ciencias y el entendimiento del público sobre la ciencia.
http://www.hsc.edu/academics/biology/dougherty.html


Ubuntu 9.10 y sus problemas

November 14, 2009

bannerg11

ubuntu1

Dicen que segundas partes nunca han sido buenas. Esta máxima ha resultado ser no completamente real, al menos para mí en esta instancia particular que describo en torno a Ubuntu 9.10. Bueno anteriormente , en unos de mis postings expresé mi frustración y sorpresa ante todo los problemas que enfrenté con la nueva versión de Ubuntu, la  9.10. Describí las pantallas negras, los problemas con el shutdown,  el login impredecible y mostré un poll que de algún modo soportaba mi experiencia. Todo lo que describí fue absolutamente cierto y consistente con la experiencia de una comunidad. A varios amigos, les he contado , que yo me autodefino como el San Pablo del Linux, que lo odié primeramente a muerte, aún recuerdo mis primeras experiencias con Linux, instalaciones horrendas, los drivers ni hablar, softwares pocos fiables, en fin todo lo que no queria ver ni necesitaba en un sistema operativo. Eventualmente vine a apreciar y reconocer las virtudes y ventajas del Linux con el paso del tiempo. Soy de la clase de hombre que no disfruto resolver problemas, para mí la computacion no es un fin , sino un medio o instrumento para abordar propósitos superiores, aunque tengo un background apropiado por mi educación formal que me permite programar,  pero rechazaba y aún rechazo la noción de que un megabug aparezca en mi sistema operativo y yo tenga que dedicar tiempo e ingentes recursos para identificarlo y resolverlo, no es lo mio, no hay suficiente paciencia en mi para esto. Anteriormente me autodescribí como un San Pablo con relación al Linux, yo no iba camino a Damasco cuando una voz me derribó del caballo, de hecho nunca he montado un caballo, lo que me convenció fue la progresión de Linux hacia formas amigables sin hacer alguna clase de concesión en cuanto a lo distintivo y fundamental. Cuando me refiero a progreso, me refiero a un sistema operativo,que se vuelve facil de instalar, robusto, estable, aunque en cuanto a robustez y estabilidad siempre lo fué, de repente el Linux comenzó ser algo posible para mí, no constituía un reto ni riesgo alguno sino una opción más en mi arsenal. Todo lo que distinguía al Linux como algo superior se mantuvo o incrementó durante esta progresión, es algo raro no hacer concesiones para ganar público o espacio, Linux optó por asumir esa posición y triunfar. Normalmente en cualquier empresa humana usted se gana una audencia más grande haciendo concesiones que podían haber desnaturalizado al Linux, eso no ocurrió y distingue al Linux y me hace admirar a los protagonistas que optaron el camino difícil, mantener lo grande de Linux, y mejorar lo que lo hacia un sistemas operativo extremadamente engorroso de instalar y operar. Paralelamente gran parte del software para Bioinformática comenzó a compilarse para Linux , muchas de las aplicaciones  contenidas en portales de la internet, estaban disponibles para distros de Linux, de más está decir que ese fue mi momento de aceptar que el Linux era necesario y que era un sistema operativo válido y pujante.  Ubunto vino a poner final a mi conversión, un producto que se autodenomina para humanos, una versión de Linux para uno como yo, que quería todas las ventajas de un sistema como UNIX sin rompecabezas y horas de sufrimiento. La experiencia con este producto de más está decir que fue magnífica y de repente me vi en las huestes de Linux, comprando libros, participando en forums y  sosprendiendo más de un amigo en el proceso. Ya esta altura me convertí en especie de un apostol de los gentiles, no solo acepté Ubuntu plenamente como un sistema operativo superior, sino que comencé mi labor proselitista. Cuando instalé la versión 9.10 de Ubuntu, realmente no hice un “full installation” sino un “update”, creo que ese es el origen de los problemas que enfrenté, no hay disculpa que exima a Canonical de estos problemas, ni creo que se me pueda achacar alguna clase de torpeza particular de mi parte, en definitiva Canonical proveyó el mecanismo de “update” y en este proceso se crearon miles de problemas. Es mi opinión, es que si hacemos  “full installation” de Ubuntu 9.10  disminuimos dramáticamente las probabilidades de enfrentar problemas. Yo instalé Ubuntu 9.10 nuevamente en mi desktop, no hice el update sino la instalación completa y en estos momentos Ubuntu trabaja perfectamente para mí, no hay nada de lo que me puedo quejar, no motivo de tribulaciones y yo con toda fe, proclamo el evangelio que Ubuntu es humano nuevamente, al menos en mi experiencia , por virtud de una instalación completa. Entre mis amistades también los problemas desaparecieron cuando el “update” fue sustituidos por instalaciones completas del sistema operativo, estoy hablando de 4 desktop y una laptop y creo que esto implica una correlación débil pero sostenida entre el proceso de “update” y la aparición de problemas, la correlación inversa muestra que los problemas desparecen y esto es algo a tomar en cuenta. A este punto creo que la mayoría de los problemas provienen del proceso de “update” y que pueden ser corregidos con un “full installation”. No pretendo decir que instalaciones completas de Ubuntu 9.10 garantizen en estos momentos la ausencia de problemas, se que hay problemas en Ubuntu 9.10. No hay balas de platas por el momento. Es importante notar que muchos de los que se quejan de problemas con la nueva versión de Ubuntu, no han ni realmente instalado Ubuntu, han usado el instalador de WUBI, que no crea particiones, ni sistema de archivos, básicamente crea un archivo enorme en Windows, que provee en el Windows Boot Manager la opción de usar Ubuntu como sistema operativo. Creo que deben hacer el  “full installation”, olviden el procedimiento de “update” y WUBI , no creo que deban ser opciones por ahora  y enfrentarán menos problemas, aún así mantengo que Canonical en esta instancia no justificó nuestras expectativas pero también creo que una instalación completa minimiza la probabilidad de enfrentar problemas y que en los próximos meses muchos de estos serán corregidos.


La peste negra, el HIV y la mutación CCR5-delta 32

November 11, 2009

bannerg2123

BE081862

Los mutantes no son personajes de ficción ni son monstruos que le asisten superpoderes y por supuesto ni villanos ni superheroes. La cruel realidad es que muchas personas que sufren mutaciones que no son más que cambios dramáticos en la sequencia de base nitrogenadas de un gen sufren desvastadoras enfermedades,  otros son personas ordinarias y algunos, muy pocos, son extremadamente afortunados cuando la mutacion les provee una ventaja evolutiva que se traduce en sobrevivencia frente a condiciones muy adversas. De hecho no existen mutantes en el sentido estricto de la palabra, solo existen personas que pueden mostrar  o poseer versiones extremadamente inusuales de un mismo gen. Podemos decir de algún modo, que todos nosotros como especie,  de una forma u otra, somos mutantes en un gen u otro, poseemos polimorfismos, o sea, diferentes versiones o alelos de un mismo gen, es esa diferencia polimórfica en mis genes lo que hace que yo sea Ruben y no mi vecino. Es el polimorfismo genético la razón de la inmensa diversidad fenotípica de la especie humana, o sea  genes que se presentan en sequencias alteradas, secuencias todas validas en un gen de un individuo a otro, resultando en diferentes aspectos fisicos, resistencias inmunológicas diversas y hasta inteligencia y conductas disímiles . Recuerden que poseemos 25000 genes nucleares, y en la inmensa mayoría de las ocasiones hay muchas instancias en que un gen se presenta en diferentes secuencias genéticas de individuo a individuo. La pregunta angular es para muchos, cuando un polimorfismo o variación de un gen constituye una mutación , para los biólogos es un criterio simple de establecer, es un asunto de cuan inusual es el polimorfismo, normalmente una variacion dramática, altamente inusual en la secuencia del gen, no común en la población,  y que afecta a la función biológica de la proteina final constituye una mutación. Es mi opinión personal que este último criterio en torno a la proteina y su funcionalidad, un cambio en la sequencia de aminoácidos en la proteina que no permita que esta cumpla su cometido biológico , es el signo inequívoco que una mutación ha ocurrido a nivel genético. Ahora vayámonos un poquito hacia la historia, en plena edad media , la humanidad fue azotada por la llamada peste negra, conocemos de su virulencia y letalidad por relatos,  registros de la época y hasta por los relatos picarescos del Decameron de Giovanni Boccaccio. Fue una plaga, que puede ser calificada con toda justicia de pandemia. Muchos historiadores concuerdan que alrededor de un tercio de la población europea murió como consecuencia de esta enfermedad. No es el tercio que murió lo fundamental de este posting, es el resto de la población que sobrevivió a este terrible flagelo lo que me hace reflexionar intensamente. Inicialmente se asumió, que las clases más pobres y por ende expuestas a precaria alimentación e insalubridad, tuvieran mayor incidencia entre las víctimas fatales, para mi sorpresa los minuciosos registros y relatos de la época para nada confirman esta primera suposición, al contrario estos registros muestran que la enfermedad afectó y mató a lo ancho del espectro social, afectó a pobres y ricos por igual, desde los mas encumbrados nobles y comerciantes con mayores medidas sanitarias hasta los mas sucios y pauperrimos mendigos.Descartada esta suposición inicial que establecía correlaciones entre el estatus social y  mortandad de la enfermedad , es imposible dejar de pensar en genética, evidentemente alguna singularidad inmunológica y genética poseian estos sobrevivientes para salir airosos de esta presion de la selección natural. Por supuesto, lo primero a asumir es una singularidad genética, alguna clase de polimorfismo o mutación que impidió que la enfermedad corriera su curso natural hacia la muerte en pocos dias. Los científicos se propusieron buscar a este polimorfismo entre los descendientes de los sobrevivientes, en áreas donde la plaga impactó con particular virulencia. Ciertas áreas de Inglaterra fueron particularmente afectadas, Londres lo fué de modo singular, pero dado el historial de inmigraciones y movimiento poblacional , esta ciudad no era el mejor lugar para realizar pruebas genéticas, en definitiva, que garantía había que los sometidos a las pruebas procederían de los sobrevivientes originales. Se necesitaba de un pueblo o ciudad, particularmente afectado por este flagelo, donde hubiera habido un pobre movimiento poblacional que garantizara que la población actual era mayoritariamente descendiente de la población que sobrevivió la pandemia. Se necesitaba un pueblo suspenso en el tiempo. Ese pueblo afortunadamente existía y fué encontrado, su nombre es Eyam,  mitad de su población murió a consecuencia de la plaga, y la inmensa mayoría de su población actual provenía de esos sobrevivientes, la inmigración había sido casi nula a lo largo de los siglos, aún más , los pobladores podían trazar su linaje hacia los sobrevivientes de la plaga, justo lo que se necesitaba, un sitio poblado de los descendientes de los sobrevivientes. Si algo inusual existía en el genoma de esta población que les permitió sobrevivir la plaga,  evidentemente sería simple de detectar, bastaba con comparar con poblaciones “normales”. Tras extensos estudios genéticos los científicos fueron capaces de encontrar lo singular, algo inusual había en el gen CCR5, en el cromosoma 3 en esta población directamente vinculada a los sobrevivientes de la plaga. Este gen CCR5 codifica por una proteina que juega un papel esencial en los receptores de las membranas proteicas de las celulas. Una mutación llamada CCR5-delta 32 fue encontrada en número desproporcionadamente alto en esta población directamente descendedientes de los sobrevivientes. Esta mutación básicamente “apaga” o suprime el mecanismos de los receptores de la pared celular impidiendo que virus o bacterias puedan penetrar las celulas. Estudios posteriores mostraron en laboratorio que efectivamente esta mutación confería inmunidad a esta enfermedad. La otra gran sorpresa es que la mutación CCR5-delta 32 también confiere absoluta inmunidad al virus de HIV. Algunas mutaciones son deseables y confieren enormes ventajas evolutivas, no todas nos afligen con terribles enfermedades. Eventualmente esta mutación será mas frequente en el genoma humano, al fin y al cabo es una gran ventaja evolutiva, confiere inmunidad a dos terribles flagelos. Los estudios continuan sobre esta mutación, personalmente no descarto dado el mecanismo de acción de esta proteina mutada que provea inmunidad a otras plagas.


You can do better Canonical

November 8, 2009

bannerg100

ubuntu

Yo fui uno más. Uno más de los que esperé con impaciencia y ansiedad la última version de Ubuntu, Karmic Koala o versión 9.10 . Inclusive instalé en mi PC la versión beta, desde un primer momento pantallas negras y tremorosas comenzaron a ser parte de mi experiencia cotidiana, pero asumí la realidad de que estaba usando una versión Beta y que estos escenarios estaban en el rango de lo que podía esperar y ocurrir, en definitiva estabamos hablando de una  versión del sistema operativo no para producción, inclusive reporté estos bugs al sitio web de ubuntu. Otro problema muy común reportado fue la incapacidad del sistema operativo por reconocer hard drives, yo no enfrenté esta clase de problemas para nada con la versión beta. Esperé que cuando la versión definitiva estuviese disponible, estos problemas tan frecuentes y no tan especificos , sino que ocurrían sobre un amplio espectro de hardwares no estuvieran presentes. Como era de esperarse cuando la versión definitiva y final estuvo disponible asumí que estos problemas no serían parte de la nueva experiencia. En definitiva Ubuntu 9.04 ha probado ser un sistema operativo excelente. Por qué Karmic Koala sería diferente? En todo caso sería mucho mejor, con un nuevo kernel y la ultima versión de Gnome.En cuanto estuvo disponible de más está decir que instalé la nueva versión de Ubuntu, esperando todo lo mejor.Para mi sorpresa los problemas continuan, tengo entre otros problemas, pantallas negras recurrentes, problemas con el login, problemas en el shut down, en definitiva , algo desconcertante y no esperado. He descubierto con cierto alivio y desencanto que no estoy solo , que no soy yo el problema sino el Koala. Entre problemas ampliamente reportados están: en Ubuntu 9.10, para mi asombro están instalando el viejo kernel del linux  2.6.28 , no el nuevo 2.6.31 finalizado en septiembre como debería esperarse, se cree que esa es la razón por la cual el sistema operativo no reconoce hard drives en ciertas máquinas y la activación de ciertos drivers es extremadamente buggy y crashes de programas se han convertido en algo cotidiano. Acorde al sitio web  Ubuntuforums.org  un 20 % de usuarios reportan problemas que no pueden resolver, solo un 18 % de los que instalaron o actualizaron a la nueva versión reportan no haber tenido problemas, esto último lo puede ver en este poll  , contenido en  Ubuntuforums.org. Las cifras de este poll por supuesto que varían con el tiempo, quizás cuando acceda las cifras han variado, pero no creo que mucho, el punto que son números que no muestran un sistema operativo robusto, estable, y fácil de instalar como la versión anterior de Ubuntu. En este momento Ubuntu Karmic Koala no puede ser clasificado como un Linux para humanos, creo que mas bien muestra una precipitación en arrojar el producto a los usuarios. Es mi opinión personal que Canonical y Ubuntu deberían estar preocupado a esta altura. Normalmente son los usuarios con más background técnico y habilidades informáticas los primeros en adoptar una nueva versión de Linux. Si esta clase de usuarios altamente calificados estan enfrentando problemas que no pueden resolver entonces las pespertivas del usuario común que es menos savvy tecnicamente no es muy buena. Definitivamente Koala Karmic no cumplió las expectativas y ha resultado ser una decepción personal para mi, y creo que un serio revés para Canonical. Hasta el momento Canonical se niega a hablar sobre estos problemas. Por lo pronto me retiro a la seguridad de la versión anterior de Ubuntu. Ese si es Linux para humanos y por ende para mi. Canonical debería haber esperado más tiempo, no creo que marcos de tiempo deben decidir cuando un producto debe ser presentado a los usuarios y sabemos que Canonical cada 6 meses tiene que presentar una nueva versión de Ubuntu. Por lo pronto mantengo mi fe en Canonical y en Ubuntu, para un hombre como yo y para muchos han entregado lo mejor de Linux. Esperemos que todos estos problemas para no decirles desastres sean superados en los próximos meses.