Algunos dinosaurios sobrevivieron a la extinción de hace 65 millones de años.

bannerg12

ojo

La extinción en masa de hace 65 millones de años no acabó con todos los dinosaurios y algunos lograron sobrevivir medio millón de años más, según un geocronólogo estadounidense. James Fassett  halló en las areniscas de “Ojo Álamo”, en la cuenca de San Juan en EEUU, fósiles posteriores a la extinción en masa, que indican que los dinosaurios vivieron en esa zona remota de Nuevo Mexico y Colorado hasta medio millón de años más. El científico dijo a EFE que ignora por qué finalmente desaparecieron estos saurios, aunque al ser los descendientes de unos pocos supervivientes posiblemente su diversidad genética era escasa, lo que les hizo más susceptibles a la enfermedad.La investigación, publicada hoy en la revista “Paleontologia Electronica“, se centró en análisis químicos detallados de los huesos y la edad de las rocas donde fueron descubiertos los fósiles.Los datos palinológicos (el estudio de los fósiles de polen y esporas) indican que la totalidad de las areniscas “Ojo Álamo”, incluida la parte inferior donde fueron hallados los dinosaurios, datan del Paleoceno, el periodo inmediatamente posterior a la extinción masiva del final del Cretácico, conocido como límite K/T (Cretácico-Terciario), según el estudio.

La gran dificultad con esta hipótesis es descartar la posibilidad de que los huesos descubiertos fueran removidos por un río de los estratos más profundos de la época del Cretáceo e incorporados a rocas más jóvenes, según el autor del estudio.Aunque ésta no es la manera usual en la que se forman fósiles de este tipo, ha servido ya para explicar el hallazgo de otros huesos de dinosaurio posteriores a la extinción.Fassett explicó que hay restos de dinosaurios del Paleoceno encontrados en Francia y en Montana (EEUU), aunque eran cáscaras de huevos o dientes y no huesos intactos como los de “Ojo Álamo”.Entre los fósiles de las areniscas figuran 34 huesos de hadrosaurio unidos, que sin duda pertenecen a un mismo animal y hacen imposible que fueran arrastrados por un río, que los hubiera dispersado, señala el geocronólogo.Fassett comprobó además que las rocas donde estaban los fósiles son más recientes que el límite K/T, al analizar su polaridad magnética y los granos de polen que contienen.Las concentraciones de elementos de metales raros en los fósiles de Ojo Álamo y en los hallados en las rocas del Cretácico, a mayor profundidad, son claramente distintos, lo que “hace muy improbable que los huesos fueran exhumados de los sedimentos inferiores”, señala. Según David Polly, editor de la revista que publica el estudio, las conclusiones de Fassett son “controvertidas” y muchos paleontólogos se mostrarán escépticos.

Publicado en “Paleontologia Electronica” por James Fasset

Obtenga el papel en formato PDF , es un archivo enorme y toma algun tiempo en bajar de mi sitio.

NEW GEOCHRONOLOGIC AND STRATIGRAPHIC EVIDENCE CONFIRMS THE PALEOCENE AGE OF THE DINOSAUR-BEARING OJO ALAMO SANDSTONE AND ANIMAS FORMATION IN THE SAN JUAN BASIN, NEW MEXICO AND COLORADO

KEY WORDS: Paleocene dinosaurs; K-T interface, geochronology, palynology, paleomagnetism, vertebrate paleontology

 

PE Article Number: 12.1.3A
Copyright: U.S. Geological Survey, Public Domain April 2009
Submission: 13 December 2007. Acceptance: 28 January 2009

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: