La gripe española y nuestro sistema inmunológico

bannerg16

 
Spanish_flu_death_chart

La pandemia de 1918 fue un desastre global, responsable por la muerte de alrededor de 40 millones de personas. Un total el 2,5% de la población mundial falleció y un 15 % sufrió de  este subtipo del virus de la gripe, científicamente denominado H1N1.

Paradójicamente lo que podemos denominar “paciente cero” o primer contaminado  fue registrado en Kansas, el 11 de Marzo de 1918, la enfermedad fue categorizada y llamada popularmente como “Gripe Española” ya que España, al no ser miembro partícipe en la primera Guerra mundial, optó por una política informativa transparente y fue el país que más reportó los casos de este virus. Los otros países involucrados en la guerra temían desmoralizar a sus tropas y  poblaciones repectivas  reportando la verdadera extensión de la pandemia, asi que optaron por minimizar o trivializar la información sobre su verdadera extensión . De este modo, frente a la opinión mundial, España parecía ser el origen de la pandemia. Nada más alejado de la verdad histórica, pero este es el modo en que la historia trabaja. En realidad , tal parece que los primeros casos fueron reportados alrededor de Kansas, Estados Unidos, pero esto tampoco puede ser considerado una certeza histórica.

 La inmensa mayoría de los muertos fueron individuos jóvenes y saludables. Las influenzas convencionales  afecta más severamente a niños ,a viejos y personas debilitadas  debido al hecho de que poseen un sistema inmunológico mucho mas vulnerable. Esta influenza contra todo lo conocido y esperado fue especialmente letal entre jóvenes saludables. Una explicación comunmente aceptada por la comunidad científica de este hecho, es que las personas jóvenes poseen un sistema inmunológico extremedamente reactivo. Se cree que la reacción o respuesta inmunológica a la agressión viral fué tan intensa que pudo ser la responsable de la muerte de muchas personas que estaban supuesta a sobrevivirlo. Basicamente esta situación puede ser descrita en términos simples, un sistema inmunolólogico que esta supuesto a defendernos, reacciona con una respuesta immune tan intensa que no solo ataca al virus sino al mismo sistema que esta supuesto a defender en primer lugar, nuestro cuerpo.

Hoy en día gracias a estudios genéticos altamente controversiales, se puede decir con un alto grado de certeza  que una hypercitoquinemia, o “tormenta de citoquinas” constituyó la razón del altísimo índice de mortalidad del virus. Las citoquinas son proteinas que juegan un papel de proteínas de control. Son los agentes inmunológicos responsables de la comunicación intercelular, funciones de proliferación y diferenciación celular, producción y modulación de la secreción de inmunoglobulinas Estas proteinas  son producidas,fundamentalmente, por los linfocitos y los macrófagos cuando son activados en un proceso viral. Estas proteinas ejercen una función reguladora en las células que las producen. La acción primaria de las citoquinas es la regulación del mecanismo de la inflamación. Hay citocinas pro-inflamatorias y otras anti-inflamatorias. Durante una “tormeta de citoquinas” un mecanismo de  retroalimentación positiva se implementa en el sistema inmunológico, o sea en que la medida que el tiempo y el proceso transcurren , este incremento en la producción de citoquinas se vigoriza y extiende y no mecanismo de inmunoregulación puede romper el ciclo vicioso de producción de citoquinas, el resultado es generalmente  fatal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: