La paleontología, tan fascinante como vulnerable al fraude

bannerg11
 

piltdownEl hombre de Piltdown es conocido por ser uno de los más grandes fraudes en la historia de la paleontología. Se creyó verdadero durante cuarenta y cinco años, desde que se proclamara su descubrimiento a bombo y platillo en 1912, hasta 1953 cuando el fraude fue finalmente descubierto y expuesto en su más simple detalles. Supuestamente esta pieza paleontológica era la evidencia más fuerte que poseíamos del eslabón perdido Este “fósil” fue aceptado ampliamente por la comunidad científica sin mayor debate y casi no estudio, debido a que se ajustaba a la idea de aquella época sobre el eslabón perdido.
No se , esperemos que que los dinosaurios chinos emplumados, tan lucrativos y numerosos, no constituyan un fraude. También estos plumíferos dinosaurios se ajustan a nociones preconcebidas , o sea, que son casi providenciales para soportar ideas de algunos de los más serios paleontólogos. Los chinos no solo han proveido fósiles emplumados , sino coloridos, y en cantidades industriales, no se algo está muy raro en este asunto.
La paleontología es una ciencia, no exacta sino semi-empírica, con un nivel de subjetividad innegable en mi apreciación, pero ciencia al fin y al cabo que nos ha proveido información masiva de pasadas especies. El total de la evidencia que tenemos de apariciones masivas de vida y de extinciones masivas en cortísimos intervalos de tiempo geológico provienen de esta diciplina geológica.
Lo lamentable es cuando una diciplina esencialmente científica se va convertiendo en una industria, donde unos pocos profesionales de esta extraordinaria empresa de buscar en el pasado geológico las claves de nuestra existencia se convierten en mercaderes. Muchos fósiles han dejado de ser objetos de estudio para ser lucrativas piezas en un mercado ansioso por obtenerlos. Es mi opinión que la mayor amenaza que enfrenta esta disciplina científica es su comercialización .
Me recuerda el fenómeno de la industria de las reliquias de santos en la edad media, fue este tipo de actividad inmoral uno de los más lucrativas en esa época. Es mi opinión personal que la paleontología real está siendo amenazada por una tendencia comercial, que pronto puede reducir la credibilidad de esta disciplina. Existe una ciencia popular de la paleontología, me refiero a películas, objetos de todas clases, réplicas, fósiles a bajos precios, un mercado insaciable por “piezas paleontológicas” y un grupo de “paleontólogos” dispuesto a capitalizar en esta situación.
Creo que casi todos los paleontólogos son hombres dedicados de modo ético y profesional a su trabajo pero aun asi algunos han sido victimas de estos mercaderes, algunas instituciones prestigiosas han adquiridos fósiles de muy dudosa procedencia, científicos honestos han trabajado sobre la base de fósiles sospechosos, conclusiones erroneas han sido extraidas de tales fósiles de tan dudosa procedencia. No sé , me parece que estamos asistiendo al principio de la corrupción de una disciplina científica vital para el entendimiento de la vida y la evolución.
El ultimo caso es el de Nate Murphy, afamado paleontologo, acusado de robarse un fosil aparentemente auténtico de tierras pertenecientes al gobierno federal en el estado de Montana para venderlo a un coleccionista privado.

Este caso muestra la actitud de un hombre de ciencia dispuesto a lucrar con un fósil violando leyes, lo que debería constituir el objeto de estudio de este científico es ahora mercancia. Lo que debe ser trabajo arduo en la busca del fósil se ha convertido en una empresa comercial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: